Piel facial hipersensible Comprendiendo los signos, síntomas, y causas de la piel hipersensible, más los cuidados de la piel disponibles

La piel hipersensible, a diferencia de varias problemáticas de la piel, no tiene signos visibles. Sinembargo es una condición muy común y es intensamente incómoda para aquellos que la sufren. Estudioshan encontrado que hay un alto grado de percepción de sensibilidad de la piel en los países industrializados,a su vez dermatólogos de todo al mundo han reportado un incremento en la cantidad de casos. A pesarde esto, debido a los síntomas subjeticos, no puede verificarse una cifra exacta.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

¿Cuáles son los signos y síntomas de la piel facial hipersensible?

La piel hipersensible, una versión más extrema de la piel sensible, tiene tres signos y síntomas consistentes, que de forma colectiva forman el Triángulo de la Piel Hipersensible. Estos son la función de barrera de la piel debilitada (que lleva a que la piel se encuentre susceptible ante factores irritantes), la hiperreactividad de las fibras sensoriales de la epidermis, y el enrojecimiento que proviene generalmente de la inflamación o irritación.

La función de barrera de la piel debilitada también trae como resultado el incremento de pérdida de agua transepidérmica que puede llevar a la sequedad de la piel facial.

Las fibras sensoriales ubicadas en la epidermis reaccionan significativamente más rápido y más fuerte que en la piel normal. Estas son fácilmente activadas por factores de estrés que disparan sensaciones molestas, las cuales son subjetivas, y descritas como pinchazos, ardor, o tirantez.

Debido a la función de barrera de la piel debilitada, la piel hipersensible es vulnerable a factores de estrés externos.

Las sensaciones no visibles sólo pueden ser juzgadas como relatos anecdóticos. Esto hace que los diagnósticos sean difíciles de lograr, ya que las personas poseen niveles diferentes de tolerancia al dolor, y las descripciones pueden variar.

Las sensaciones pueden aparecer y desaparecer, dependiendo de la exposición a los disparadores. La piel hipersensible es extremadamente vulnerable a factores psicológicos, ambientales, mecánicos y hormonales. También es común la reacción a factores externos como la exposición ante químicos, fragancias, y detergentes. Estos factores generalmente no tienen ninguna complicación en la piel normal.

La piel hipersensible generalmente se asocia con la piel seca o la piel con tendencia al acné. Sin embargo, es posible tener ambas problemáticas sin las sensaciones de ardor o picazón, con lo cual no todas las personas con piel seca o con tendencia al acné poseen piel hipersensible. De forma similar, la piel hipersensible es susceptible al enrojecimiento que puede llevar a tener  piel con tendencia a la Cuperosis o incluso Rosácea. Pero nuevamente, es posible tener estas condiciones sin tener una piel facial que se considere hipersensible. 

El enrojecmiento hipersensible tiene a aparecer en las mejillas, la zona T y el mentón.

Las sensaciones de molestia asociadas con la hipersensibilidad no son visibles, y por esto, subjetivas.
En la piel con tendencia a la Cuperosis los vasos sanguíneos dilatados se expanden debido a los disparadores, y contrariamente a lo que sucede con la piel normal, no vuelven a contraerse.

Si sospechas que tienes Rosácea busca el consejo de un médico o dermatólogo. Un tratamiento temprano puede reducir la posibilidad de progreso de la problemática.

CAUSAS Y DISPARADORES

Causas de la hipersensibilidad

Si bien los síntomas difieren de un individuo a otro, el denominador común para todos aquellos que sufren de piel facial hipersensible es el ardor, la picazón, los pinchazos, o las sensaciones similares que perciben. Algunas personas también experimentan sequedad o granos, mientras que otras son propensas al enrojecimiento (tendencia a la Cuperosis e incluso Rosácea).
Estos síntomas visibles y no visibles pueden ser disparados por un rango de factores de estrés internos y externos. Nuevamente, estos difieren de persona a persona pero hay reactores comunes que ya se conoce que exacerban la problemática. Estos son:

Factores ambientales como los cambios dramáticos de temperatura, calor y frío extremo, vientos, sol, o contaminación atmosférica. La contaminación del aire, especialmente en ambientes urbanos, ha sido marcada como culpable del crecimiento de casos de piel facial hipersensible.

Factores externos. Estos tienden a ser ingredientes químicos o cosméticos que irritan a la piel, como pueden ser algunos productos de limpieza, fragancias, detergentes, aguas excesivamente calcáreas, baños, duchas, y piscinas. Un incremento en la cantidad de personas reportando reacciones alérgicas en los últimos años, ha alertado sobre la necesidad de cosméticos y detergentes "puros" o 0% - que son aquellos que contienen únicamente un número limitado de ingredientes.
 
Factores psicológicos como el estrés, el enojo, o emociones intensas, pueden disparar hipersensibilidad. Como también lo pueden hacer factores hormonales como el ciclo menstrual. 

Factores mecánicos que ejercen presión sobre la piel pueden dañar la ya debilitada función de barrera de la piel, activando las fibras sensoriales inferiores.

La contaminación ambiental puede empeorar los síntomas de la piel hipersensible.
Factores psicológicos, como el estrés, pueden disparar reacciones en la piel hipersensible.
FACTORES QUE CONTRIBUYEN

Factores que contribuyen a la piel hipersensible

La regla general con la piel hipersensible es "cuanto menos mejor". En otras palabras, mantén las cosas simples y no expongas la piel a ingredientes innecesarios como perfumes y colorantes.

También, ten cuidado con tu dieta, las comidas picantes y las bebidas alcohólicas pueden actuar como factores de estrés.

Las distintas personas pueden reaccionar a distintos estímulos, por eso es importante identificar los factores que afectan a cada individuo. Por ejemplo, con los cosméticos y las cremas para el cuidado de la piel, es una buena idea introducir nuevos productos pero uno a la vez - idealmentes realizando un test con un pequeño parche en el antebrazo antes de utilizarlo en el rostro. La reacción puede no ser inmediata, de esta manera un nuevo ingrediente no debe ser introducido hasta que los previos hayan demostrado que no producen daño alguno.

Otra forma de evitar disparadores es llevar un diario, anotando la temperatura diaria, la exposición a la contaminación, el estado emocional, el contacto con cosméticos o detergentes, y compararlos con cualquier reacción visible o no visible. Identificando los disparadores es posible realizar cambios en la vida cotidiana para minimizar el impacto de estos factores. Por ejemplo, los factores psicológicos se pueden reducir por medio del yoga o la meditación.

Algunas personas encuentran la exposición al sol, y hasta los ingredientes FPS en algunas cremas solares como problemáticos. Nuevamente, varias cremas con protección solar tienen fórmulas "puras" y utilizan envases anti-contaminación.

Leé más acerca de proteger la piel facial del sol.

La piel hipersensible precisa de una rutina de cuidado de la piel activa y especial, que minimice las posibles reacciones.
Las bebidas alcohólicas son uno de los varios disparadores que pueden agravar la condición de la piel hipersensible.

Suscripción a la newsletter

Para recibir las últimas noticias sobre Eucerin, por favor, rellene los siguientes campos y suscríbase a nuestra newsletter

  • Pruebe nuestros nuevos productos.
  • Participe en sorteos exclusivos.
  • Reciba información y consejos actualizados.