¿El sol ayuda en el acné? ¿O empeora las cosas?

El sol con moderación es bueno, pero demasiado puede ser perjudicial y dejar marcas en la piel propensa al acné.

Un poco de sol es bueno para la piel y bueno para animarse. Pero había quien recomendaba las lámparas solares como tratamiento para el acné, y los científicos saben ahora que demasiado sol no es bueno para ningún tipo de piel ni para ningún problema dérmico, tampoco para la piel propensa al acné.

En este artículo se muestra que una exposición excesiva al sol o bien sin protección, puede empeorar las causas y factores desencadenantes del acné y empeorar las cosas, no mejorarlas. En el documento se nos explica que se puede disfrutar del sol y cuidar la piel propensa a las imperfecciones al mismo tiempo, incluso si está siguiendo un tratamiento médico para el acné.

La piel y el sol

Los efectos positivos de tomar el sol

Tomar el sol con moderación es bueno para el cuerpo y para la mente. Es una fuente importante de vitamina D, esencial para muchos de los procesos vitales de nuestro cuerpo, como el desarrollo de unos huesos sanos. Puede encontrar más información acerca de este tema en la sección titulada ¿Cómo afectan los UVA, UVB y HEV a la piel?

Los rayos solares pueden elevar también nuestro estado de ánimo. La capacidad de nuestro cuerpo para producir serotonina (que a menudo se denomina la "hormona de la felicidad") está afectada directamente por la luz solar, y las investigaciones han demostrado que la falta de luz solar puede dar lugar al trastorno afectivo estacional (o SAD, por sus siglas en inglés) en el cual las personas se muestran deprimidas. 

Los rayos del sol pueden elevar el ánimo y ayudan a reducir el estrés.

Las temperaturas cálidas pueden estimular también la circulación y la transpiración, y un aumento de la transpiración, cuando están bien controladas, pueden facilitar que se elimine el exceso de aceite de la superficie de la piel y se limpien los poros. Más información en la sección El acné y el deporte.

Algunas personas de piel propensa al acné o a las imperfecciones indican que el estado de su piel mejora cuando disfrutan de un poco de sol. Vivir con acné puede ser estresante, de manera que un poco de sol le hace estar feliz consigo misma y con su piel cuando está en buen estado. Aquí puede consultar más información acerca del impacto psicológico de vivir con el acné. 

Los efectos negativos del sol

Todos somos personas diferentes y nuestra piel es tan diferente como nosotros mismos, de manera que lo le va bien a una persona no  necesariamente le irá bien a la siguiente. Por cada paciente de acné a quien el sol le funciona para mejorar la piel, habrá siempre otro que dirá justo lo contrario. Hay diversas y posibles razones que lo explican:

- El sol provoca la deshidratación de la piel e incluso la piel grasa (la producción grasa excesiva es típica en la piel propensa al acné) necesita hidratación. Cuando la exposición excesiva al sol seca la piel, las glándulas sebáceas (que producen el sebo, aportando a la piel los aceites que necesita) se entregan a una producción excesiva y este exceso de sebo producido - lo que se conoce como seborrea - es una de las etapas clave en la formación de las imperfecciones. 

- Otro resultado de la desecación de la piel es que se queratiniza o cornifica. Esto quiere decir que se endurecen las células de la superficie dérmica. Esto interfiere con el proceso natural por el cual se desprenden las células muertas de la piel, e impide que se pueda eliminar el sebo a través de los poros. El resultado es que se forman comedones. 

- La producción de sudor aumenta en la época cálida, al igual que la velocidad a la que se degrada la superficie de la piel. Esto crea un entorno donde puede prosperar y propagarse P. acnes, la bacteria que está asociada al acné. 

Los cambios de la pigmentación son un signo claro de piel lesionada por el sol.

Puede encontrar más información acerca de la contribución de cada uno de estos procesos a que se formen y se propaguen las imperfecciones en la formación del acné.

- La luz solar puede desencadenar también una variedad particular del acné denominada "estival" (o acné de playa). Esto ocurre cuando se combinan los rayos UVA con los productos químicos que aparecen en ciertos productos de protección solar y de cuidado de la piel, y desencadenan una reacción alérgica. El acné estival afecta principalmente a las mujeres de edades comprendidas entre los 25 y los 40 años, muchas de las cuales ya sufrieron acné en la adolescencia; puede consultar más información en la sección titulada Los diferentes tipos de acné

- La exposición excesiva al sol o una protección solar inadecuada son factores que pueden causar también problemas de pigmentación, y las personas que presentan imperfecciones por el acné o bien cicatrices del acné son más propensas a la hiperpigmentación. Puede consultar más información en la sección titulada El acné y la hiperpigmentación.

- Y, como todos sabemos, el sol presenta otros riesgos para todos los tipos de piel, no sólo para las pieles propensas al acné. Riesgos como las quemaduras solares (y, en última instancia, el cáncer), las alergias solares (como la erupción polimorfa al sol, o PLE por sus siglas en inglés) y el envejecimiento prematuro.1 Puede encontrar más información acerca de este tema en la sección titulada ¿Cómo afectan los rayos UVA, UVB y HEV a la piel?

Protección solar

¿Qué protección solar debo utilizar si tengo acné?

Algunas personas de piel propensa al acné evitan como pueden los productos de protección solar, al temer que los aceites y los productos químicos presentes en las cremas acabarán bloqueando los poros con el consiguiente empeoramiento de la piel. A otras personas afectadas por estos problemas no les gusta que algunos productos de protección solar le den una apariencia más brillante a su piel.

La protección solar eficaz es esencial para todo tipo de pieles, y las pieles propensas a las imperfecciones y al acné no son una excepción. De hecho, elegir la correcta protección solar puede ser aún más importante para la piel propensa al acné ya que tiene una propensión especial a la hiperpigmentación

Elija un producto de protección solar que esté formulado especialmente para la piel propensa al acné.

¿Qué protección solar es la más compatible con el tratamiento para el acné?

La cuestión es elegir productos que se hayan formulado específicamente para la piel propensa al acné y que se hayan probado clínica y dermatológicamente para dar a la piel la protección que necesita sin bloquear los poros, aumentar la grasa de la piel o desencadenar o agravar el acné.
Elija cremas, fluidos o geles ligeros. Una textura más ligera no significa que tenga que transigir con una protección menos alta. Busque también productos que estén etiquetados como " no comedogénicos"; es decir, que no contienen ingredientes que puedan bloquear los poros o desencadenar las imperfecciones.
Eucerin Sun Gel-Creme Oil Control ofrece una textura ligera y existen dos presentaciones  FPS 30+ y 50+. Ambos FPS son no comedogénicos y están probados clínica y dermatológicamente como adecuados para la piel grasa propensa a las imperfecciones. Aportan un efecto matificante duradero y contienen L-carnitina, reguladora de la producción de sebo, para mejorar el estado de la piel.

Si utiliza un producto de peeling o un tratamiento para renovar la superficie de la piel, a base de ácido, como Eucerin DERMOPURE Tratamiento 10% Hidroxiácidos, de alta eficacia, es importante recordar que la piel es más sensible incluso a los rayos UVA y UVB. Le recomendamos que use el producto por la noche y se asegure de usar un alto factor de protección solar la mañana siguiente.

¿Qué protección solar es la más compatible con el tratamiento para el acné?

Los ingredientes activos de muchos tratamientos médicos del acné, por ejemplo, el benzoilperóxido, la tretinoina, el adapaleno y el ácido azélico, pueden aumentar la sensibilidad de la piel ante los rayos UVA y UVB. Más información acerca de este tema en la sección titulada Los medicamentos para el acné y los efectos secundarios. Si va a someterse a un tratamiento médico, es importante que siga una política de "sol seguro". Limite el tiempo que pasa al aire libre, evite el sol durante las horas de más intensidad, lleve ropa que ofrezca protección siempre que sea posible. Elija un factor de protección solar alto como Eucerin Sun Gel-Creme Oil Control FPS 30+ o FPS 50+ y asegúrese de aplicárselo, tanto si el día está soleado como si está nublado. 

La protección solar se debe usar a diario por quienes están sometidos a un tratamiento para el acné.

Artículos relacionados

Suscripción a la newsletter

Para recibir las últimas noticias sobre Eucerin, por favor, rellene los siguientes campos y suscríbase a nuestra newsletter

  • Pruebe nuestros nuevos productos.
  • Participe en sorteos exclusivos.
  • Reciba información y consejos actualizados.