El acné del adulto ¿Por qué la gente de más de 30 años sigue teniendo imperfecciones en la piel?

El acné del adulto es más común de lo que pueda pensar

Tener acné durante la adolescencia es una cosa, pero pensaba que al cumplir años desaparecía. Y ahora vuelven de nuevos estos granos.
Puede parecer injusto, pero el acné del adulto es más común de lo que cree. En este artículo se examinan las causas y los factores desencadenantes del acné, para que usted pueda atacar la raíz del problema. Vea cómo puede cuidar de su piel. ¿Qué productos de cuidado rutinario y especial de la piel son mejores para la piel propensa al acné?

El acné del adulto: un problema común

Puede que le alivie saber que no está solo.
El acné no es solo para los adolescentes.  Los expertos estiman que hasta el 40% de los adultos de 25 años o más edad tienen imperfecciones en la piel, propensión al acné(1), de los que el 75-85% son mujeres.(2)
El acné del adulto (que también se denomina acné tardío) suele ser común entre las mujeres que han tomado la píldora, desde el inicio de la adolescencia y se pasan a otro método o forman una familia. Tan pronto como dejan de tomar la píldora, aparecen las imperfecciones.

No está sola. El acné después de los 30 es frecuente, sobre todo en las mujeres.

Los síntomas del acné del adulto suelen ser leves o moderados, pero los que presentan imperfecciones con más de 30 sufren tanto (o más) que los pacientes jóvenes. Las razones son claras: los granos de los adolescentes son una molestia, pero se consideran complemente normales. La sociedad espera que ya se haya librado del acné al entrar en la edad adulta, y puede considerar una inmadurez que todavía presente puntos y granos.

El acné adulto difiere del acné en los adolescentes
La formación del acné del adulto

¿Por qué se forma el acné del adulto?

El acné del adulto aparece de la misma manera que el acné de la adolescencia y comienza con microcomedones. "Microcomedones" es el nombre que se da a los precursores microscópicos de los comedones (teniendo en cuenta que un comedón es un punto negro o un punto blanco de la piel). Todo el mundo tiene microcomedones pero acaban disolviéndose en la piel que no es propensa a las imperfecciones. Si su piel es propensa al acné se producen pequeñas reacciones inflamatorias, una de las causas subyacentes del  la aparición del acné. (3, 4) 

Al mismo tiempo, la piel propensa al acné produce sebo en exceso. Este sebo no puede drenarse debido a que los poros están obstruidos y los conductos excretantes están bloqueados. Los comedones (puntos negros y/o espinillas) aparecen como resultado de esta situación y se encuentran con mayor frecuencia en la cara, el cuello, el pecho y la espalda. Las bacterias del acné comienzan a trabajar en el sebo bloqueado, dando como resultado  granos rojos e inflamados. Puede obtener más información acerca de cómo se forman las imperfecciones en el acné, consultando ¿Qué causa las imperfecciones y por qué se transforman en acné? 

Acné tarda - cómo se desarrolla
Influencias externas e internas

¿Qué causa o dispara el acné del adulto?

No hay ninguna conclusión definitiva en las investigaciones acerca de las causas del acné del adulto, pero se piensa que está asociado a las hormonas y a las fluctuaciones de sus correspondientes niveles. El acné del adolescente está ligado a las fluctuaciones hormonales de la pubertad. Las fluctuaciones hormonales en adultos son distintas obviamente y puede obtener más información acerca de la relación que presentan en acne and hormones here.

Otros factores importantes que influyen son la predisposición genética, el tabaquismo, un cuidado de la piel y un maquillaje inadecuados así como el estrés. (5, 6) Puede obtener más información acerca de estos aspectos así como de otras posibles causas y factores desencadenantes en la sección  las causas y los factores desencadenantes del acné.

Las fluctuaciones hormonales en las mujeres

Las mujeres están sujetas a unas fluctuaciones hormonales mucho más frecuentes y mucho más fuertes que las que experimentan los hombres. El ciclo menstrual de la mujer provoca que los niveles hormonales se eleven y bajen continuamente y la piel se ve afectada de manera diferente según el día del mes. 

  •  Abandonar la píldora anticonceptiva para utilizar métodos alternativos, o bien formar una familia, puede afectar a los niveles hormonales de las mujeres y desencadenar el acné del adulto.
  • El embarazo tiene un impacto enorme en la vida de la mujer, y sus hormonas también se ven muy afectadas. Las fluctuaciones hormonales que se producen durante el embarazo pueden impactar con gran fuerza en el estado de la piel, y casi la mitad de las mujeres embarazadas sufren acné en algún momento. (7)
  • Muchas mujeres también se quejan de problemas en la piel como deshidratación, picores, imperfecciones y acné durante la menopausia.
Las mujeres conocen muy bien que las hormonas pueden desencadenar la formación de granos
Acné por estrés causado por hormonas

Muchos expertos creen que el estrés es una de las causas importantes del acné del adulto. El estrés provoca que el cuerpo produzca hormonas específicas que dan lugar a un incremento de la producción de sebo y de células de la piel, los factores necesarios para que aparezca el acné. Puede consultar más información acerca de estos factores en ¿Qué causa las imperfecciones y cómo se transforman en acné?

La vida moderna conlleva a menudo tener que hacer grandes piruetas para compatibilizar la carrera profesional, la familia, los amigos y los hobbies. Muchas mujeres (y hombres) tienen dificultades para conseguir el equilibrio adecuado, y sufren estrés. Más información en  la sección titulada "¿Qué relación tienen el estrés y el acné? y "Sugerencias para reducir el acné".

Cuando ya te sientes estresada, a la piel le gusta empeorar las cosas empezando a mostrar granos
Un modo de vida poco sano

Aunque las investigaciones sobre la relación entre la nutrición y el acné no son concluyentes (8, 9), una dieta sana y equilibrada contribuye de una manera clave a la salud de la piel. La mayoría de los científicos están de acuerdo en que un índice glucémico alto y demasiados productos lácteos pueden empeorar el acné. 9 Puede consultar más información  acerca de este punto, y de las posibles influencias de otros alimentos, en la sección titulada "Qué impacto puede tener la dieta sobre la piel propensa al acné"  y "¿Qué cambios puedo realizar en la dieta para mejorar la piel?"
También se ha probado que el tabaco desencadena la aparición de imperfecciones. (10) 

Por otro lado, el ejercicio puede tener un impacto positivo sobre el acné al facilitar la reducción del estrés y la limpieza de los poros obstruidos. Más información en la sección titulada "Qué impacto puede tener la dieta sobre la piel propensa al acné".

Cuidado inadecuado de la piel

Los productos inadecuados para el maquillaje y para el cuidado de la piel también pueden influir en el acné. Los productos con un elevado contenido en aceite o en grasas no son adecuados para la piel propensa al acné. Pueden atascar las glándulas sebáceas con lo que se impide el drenaje del sebo y se potencia la formación del acné. Más información en la sección titulada "¿Qué productos para el cuidado de la piel y para el cuidado rutinario son mejores para la piel propensa al acné?" y en "¿Cómo puedo elegir el maquillaje adecuado y aplicarlo correctamente a mi piel propensa al acné?"

Medicamentos

Los medicamentos tales como antidepresivos, antiepilépticos y ciertos esteroides son causa conocida de los episodios de acné. 

Consecuencias del acné del adulto

¿Cuál es el impacto de vivir con el acné del adulto?

Como ocurre con el acné en la mayor parte de las etapas de la vida, el acné del adulto tiende a afectar a la gente de dos maneras: física y psicológicamente.

Impacto físico 
El acné altera el aspecto de la persona y puede ser difícil vivir con él. Incluso después de que se han curado las imperfecciones pueden continuar las marcas de los granos  (provocadas por la hiperpigmentación postinflamatoria) y las cicatrices del acné. Nuestro consejo es consultar al médico en cuanto tenga el problema del acné. La intervención médica temprana puede conseguir que las imperfecciones sean menos graves así como que se reduzca la probabilidad de formarse marcas y cicatrices. Más información en  la sección titulada "el acné y las marcas de granos"  y  "el acné y las cicatrices".

Impacto psicológico

Vivir con el acné puede resultar muy estresante. Las investigaciones nos muestran que personas afectadas por el acné tienen mayores probabilidades de sufrir depresión, ansiedad y fobias sociales que aquellos que no sufren acné. 11 Las personas que sufren acné no quieren verse en el espejo y pueden sufrir de baja autoestima y de un complejo de inferioridad. El comportamiento puede cambiar y pueden ocultarse tras una capa demasiado gruesa de maquillaje, comportarse con timidez e incluso dejar de mantener relaciones sociales. Puede consultar más información acerca de este tema en  la sección titulada "El impacto psicológico del acné".
Puede ver más sugerencias para el cuidado de la piel propensa al acné según envejece en la sección titulada "Los productos ideales para el cuidado rutinario y especial de la piel propensa a las imperfecciones".

Fuentes

1 Zouboulis, Hautarzt 2014 · 65:733–750.

2 Zeichner et al., J Clin Aesthet Dermatolog., 2017; 10 (1): 37-46 and Holzmann, Sharkery, Skin Pharmacol Physiol 2014; 27: 3-8

3 Kircik LH. Advances in the Understanding of the Pathogenesis of Inflammatory Acne. J Drugs Dermatol 2016;15(1 Suppl 1):s7-10. 

4 Tanghetti EA. The role of inflammation in the pathology of acne. J Clin Aesthet Dermatolog 2013;6(9):27-35.

5 Zeichner JA et al. Emerging Issues in Adult Female Acne. J Clin Aesthet Dermatolog 2017;10(1):37-46. 

6 Holzmann R, Shakery K. Postadolescent acne in females. Skin Pharmacol Physiol 2014;27:3-8. 

7 Bechstein, S.K., Ochsendorf, F., Akne und Rosazea in der Schwangerschaft, Hautarzt 2017,  68:111–119

8 Significance of diet in treated and untreated acne vulgaris. A Kucharska, A. Szmurli, B. Sińska. Postepy Dematol Alergol, 2016 April, 33(2): 81-6
9 Acne and nutrition: a systemic review. F. Fiedler, G. Stangl, E. Fielder, K-M. Taube, 26 April 2016. Acta Derm Venerol 2017, 97: 7-9

10 Capitanio et al from British Journal of Dermatology 2007. Ed. 157 pp1040-1085

11 Ramos-e Silva et al., BJD, 2015, 172 (Suppl. 1): 20-26


Artículos relacionados