Mujer tocándose la mejilla derecha con la mano

¿Qué puede hacer usted con respecto al acné con tratamiento médico?

Para numerosas personas afectadas de acné, la eficacia de los tratamientos dermocosméticos no es suficiente. Estas personas sufren generalmente de formas de acné más graves, acné pápulopustuloso o conglobata. Las buenas noticias son que se dispone de tratamientos médicos de prescripción eficaces y que cuanto más precozmente se inicie el tratamiento tanto menor será el riesgo de daños físicos y emocionales persistentes.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Conociendo los cuatro factores del acné y las opciones de tratamiento médico

Antes de decidir qué tratamiento utilizar, es importante identificar los síntomas que están causando el problema. Los tratamientos para el acné leve a moderado tienden a abordar uno o más de los cuatro factores atribuidos al proceso. Actúan por medio de:

  • Reducir la producción de sebo y, por tanto, controlar la seborrea.
  • Acelerar el desprendimiento de células cutáneas superficiales (descamación) y, en consecuencia, ayudar a afrontar la hiperqueratosis.
  • Combatir la infección bacteriana causada por colonización microbiana.
  • Reducir la inflamación y, a su vez, atenuar las marcas, pápulas y pústulas.

Ilustración gráfica de acné
Acné: ¿Qué sucede en la piel?

¿De qué tratamientos médicos se dispone?

Entre las medicaciones efectivas que pueden utilizarse para tratar el acné destacan las siguientes:

  • Retinoides tópicos
  • Peróxido de benzoilo
  • Antimicrobianos tópicos
  • Ácido azeláico
  • Antibióticos orales
  • Isotetrinoína oral
  • Anticonceptivos orales

Estos medicamentos se utilizan aislados o combinados, y el dermatólogo prescribirá la medicación apropiada en función de la gravedad de los síntomas.

El tratamiento médico del acné sigue un estricto patrón internacional para asegurar que dermatólogos y médicos sean coherentes en su tratamiento. Esta norma basada en datos científicos* proporciona a los médicos en ejercicio información sobre qué tratamientos o combinación de tratamientos utilizar, en función de la gravedad del acné y los síntomas individuales. Ofrece alternativas para tener en cuenta tipos de piel diferentes, así como opciones, si procede, para pacientes femeninos. 

Dado que ciertos medicamentos de prescripción por vía oral para el acné no deben utilizarse durante el embarazo, especialmente en el curso del primer trimestre, los dermatólogos y los médicos pueden sugerir alternativas.

Frente con acné
La medicación del acné difiere en función de la gravedad de sus síntomas.
Mujer tomando la píldora
Informe siempre a su médico sobre sus medicaciones actuales para evitar cualquier interacción con la medicación del acné.

Merece la pena puntualizar que el tratamiento del acné, sea medicinal o no medicinal, necesita tiempo para surtir efecto.
Aunque la regla general establece de 4 a 8 semanas, puede necesitar un tiempo tan prolongado como tres meses; además, los síntomas pueden empeorar antes de mejorar. Dado que es fácil que los pacientes se desalienten y abandonen, es importante perseverar y mantener las pautas, incluso si no se produce un cambio inmediato a mejor.

Tratamiento médico del acné

Efectos secundarios de la medicación del acné

La medicación puede producir algunos efectos secundarios. Por ejemplo, piel seca o sensibilidad a la luz. Estos síntomas pueden ser contrarrestados con el uso de productos hidratantes coadyuvantes para la piel propensa al acné, como Eucerin DermoPURE OIL CONTROL Fluido Facial Hidratante Matificante. Puede utilizarse junto al tratamiento médico estándar del acné para hidratar intensivamente y calmar la piel con acné reseca.

Ilustración de efectos secundarios de la medicación de acné corriente

* Nast, A.; Dréno, B.; Degitz, K. et al. (2012), European Evidence-based (S3) Guidelines for the Treatment of Acne, Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology, 26, p. 1–29.

CAUSAS Y DESENCADENANTES

Causas y desencadenantes principales del acné

Hormonas. La mayor parte de los casos de acné está desencadenada por una reacción de las glándulas sebáceas a las hormonas androgénicas. Las glándulas sebáceas responden a las hormonas circulantes produciendo un exceso de sebo.

La combinación de sebo excesivo (seborrea) y la alteración en el desprendimiento de células cutáneas resulta en un agrandamiento de la glándulas sebáceas y la aparición de granos. Estas pueden ser colonizadas por ciertas bacterias y la piel puede adquirir un aspecto enrojecido e inflamado.

Este proceso es muy corriente en adolescentes, dado que tanto los chicos como las chicas experimentan una oleada de andrógenos durante la pubertad. Hasta el 90% de los adolescentes contraen alguna forma de acné, aunque éste suele mejorar a medida que se hacen mayores.

El acné se puede manifestar en personas de todas las edades. Hasta el 80% de los casos de acné del adulto aparecen en mujeres que experimentan cambios hormonales.
Se podría producir durante el embarazo, la menstruación o en un proceso relacionado con hormonas, como el síndrome del ovario poliquístico.

Ilustración gráfica de seborrea
Seborrea
Ilustración gráfica de colonización microbiana
Colonización microbiana

Bacterias. Las personas afectadas de piel con acné tienden a tener una tez grasa y brillante. Esto proporciona un entorno ideal para que las bacterias del acné habitualmente inocuas (Propionibacterium acnes) se multipliquen y causen irritación e inflamación en las glándulas agrandadas.

Genética. Otra teoría sobre el motivo por el cual algunas personas son más propensas al acné que otras tiene que ver con la genética. Si bien no es un proceso hereditario, existe cierto vínculo entre el acné de los padres y la mayor probabilidad de que su hijo o hijos resulten afectados. Asimismo, es más probable que los hijos de personas afectadas de acné del adulto presenten a su vez el mismo proceso.

Medicación. Por último, se cree que algunos medicamentos, como esteroides y litio, pueden desencadenar acné en personas propensas a este proceso.
Primer plano de piel
La piel grasa es más propensa al acné que otros tipos de piel.

Mitos del acné

Además de las causas demostradas hay numerosos mitos en relación con el acné, muchos de los cuales representan una acusación deshonesta para la persona afectada. Por ejemplo, no es cierto que las personas con piel propensa al acné sean poco higiénicas.
De hecho, es más probable que la piel sufra daños  a causa de una limpieza demasiado intensa que con una limpieza escasa.
Tampoco es cierta la afirmación de que una dieta deficiente da lugar a acné. Aunque por supuesto es preferible una dieta sana a una dieta deficiente, los alimentos grasos y el chocolate producen un escaso efecto sobre el acné.

Las personas con piel propensa al acné no sólo tienen que afrontar un proceso físico, sino que pueden también estar afectadas psicológicamente. La presencia de manchas y pústulas en la cara es difícil de ocultar, de manera que es corriente que las personas afectadas pierdan la autoconfianza y la autoestima.

Asimismo, algunas de las estrategias adoptadas para poner a prueba y enmascarar el proceso, como usar maquillaje intenso o cubrirse la cara con pelo, puede en realidad empeorar las cosas, y dejarse crecer la barba puede complicar la aplicación de medicaciones tópicas.

La buena noticia es que se dispone de tratamientos que cuanto más precozmente se apliquen, tanto menor será el riesgo de daños físicos y emocionales persistentes.

Lea más acerca de tratamiento medicinal del acné en general.
Lea más acerca de tratamientos no medicinales del acné.

Hombre lavándose la cara
Un lavado exagerado puede empeorar los síntomas del acné.
Mujer aplicándose maquillaje con un cepillo
Cualquier maquillaje para la piel propensa al acné debe ser no comedogénico para evitar la oclusión de los poros.
FACTORES CONTRIBUYENTES

Principales factores contribuyentes del acné

Los síntomas varían de una persona a otra y hay algunas que responden de un modo diferente a los alimentos o al entorno.

Algunos de los factores más corrientes que, según se ha llegado a saber, agravan la piel propensa al acné son los siguientes:

  • Ingerir un exceso de hidratos de carbono de cadena corta (azúcar y harina blanca)
  • Ingestiones elevadas de leche y otros productos lácteos (aunque el queso no parece constituir un problema)
  • Fumar cigarrillos
  • Productos para el cuidado cutáneo y maquillaje comedogénico.

Mujer tomando leche
La ingestión excesiva de leche puede agravar los síntomas de acné.

Es importante pedir asesoramiento dermatológico, incluso si los síntomas son leves o se encuentran en sus etapas iniciales, dado que un tratamiento médico eficaz puede prevenir el empeoramiento del proceso y minimizar el riesgo de retracción cicatricial.

Se dispone también de cierto número de reglas generales que deben seguirse:

  • Utilizar agua tibia en lugar de caliente o fría
  • Aplicarse únicamente cuidado cutáneo no comedogénico. 
  • Utilizar un maquillaje que no ocluya los poros
  • Utilizar un limpiador apropiado antes de acostarse para eliminar la suciedad y preparar la piel para la absorción de medicamentos.
  • Dejar que los granos y espinillas curen de forma natural; exprimirlas sólo empeora el proceso. 

Lea más acerca de tratamientos no médicos del acné.
Mujer aplicándose maquillaje con una esponja
Por motivos higiénicos, los dispositivos para aplicar maquillaje, como esponjas y cepillos, deben cambiarse con regularidad.
SOLUCIONES

Tratamientos médicos para los síntomas del acné

Aunque no existe "cura" para el acné, los síntomas pueden tratarse utilizando terapias médicas y no médicas. Suelen aconsejarse procedimientos médicos para las formas más graves de acné o cuando se han probado alternativas no médicas sin conseguir resultados.

La primera opción terapéutica para el acné grave sería el uso de gel, crema o loción tópica.

Hombre tocándose la mejilla izquierda
Para cualquier problema cutáneo es esencial seguir una pauta diaria de cuidado cutáneo con productos apropiados.

Entre los tratamientos médicos destacan los siguientes:

  • Retinoides tópicos como tretinoína y adapaleno. Dado que los retinoides tópicos actúan sobre la queratinización anormal y son también antiinflamatorios, son útiles tanto para el acné comedogénico como para el acné inflamatorio.
  • El peroxido de benzoilo contribuye a evitar que la piel muerta bloquee los folículos pilosos y también destruye las bacterias que causan infección.
  • Los antimicrobianos tópicos (antibióticos tópicos) ayudan a destruir las bacterias sobre la piel que pueden infectar los folículos pilosos taponados. Siempre deben combinarse con el peroxido de bezoilo con objeto de prevenir el desarrollo de resistencias bacterianas.
  • El ácido azeláico se utiliza a menudo como tratamiento alternativo para librar la piel de células cutáneas muertas y destruir bacterias. Suele prescribirse si los pacientes experimentan efectos secundarios con el peróxido de benzoilo o los retinoides tópicos.

Los tratamientos tópicos pueden combinarse con antibióticos por vía oral (predominantemente tetraciclinas o eritromicina).

Si así no se obtienen resultados puede prescribirse una medicación denominada isotretinoína. Las terapias hormonales pueden ser también eficaces en mujeres afectadas de acné, dado que suprimen los estrógenos, la actividad de las glándulas sebáceas y disminuyen la formación de andrógenos ováricos y suprarrenales.

Igual que con cualquier medicación, se conocen efectos secundarios de determinados tratamientos medicinales del acné. Entre ellos se incluye la sequedad cutánea y la sensibilidad al sol; sin embargo, estos efectos pueden contrarrestarse frecuentemente con el uso de cuidado hidratante coadyuvante para la piel propensa al acné, como el DermoPURE OIL CONTROL Fluido Facial Hidratante. Es importante que los pacientes que siguen tratamientos para el acné utilicen una protección solar diaria adaptada a las necesidades de la piel grasa y propensa al acné, como Eucerin Sun Gel-Creme Oil Control Dry Touch FPS 50+/30. Además de filtrar los dañinos rayos UVA y UVB, su fórmula ofrece protección biológica a las células y una Tecnología de Control de la Grasa, exclusiva, con L-carnitina, para regular la producción de sebo y para conseguir un tono mate, seco y duradero de la piel.

Lea más acerca de tratamientos no medicinales del acné
Lea más acerca de protección solar para la piel propensa al acné
Lea más acerca de la gama Eucerin DermoPURE

Mujer embarazada
Si está embarazada o ha planificado un embarazo pida asesoramiento dermatológico sobre sus opciones terapéuticas para el acné.
Mano sujetando píldoras
Se sabe que algunas píldoras anticonceptivas mejoran los síntomas del acné.