6 Productos para Piel seca o descamada

    Tu selección:
  • Piel seca o descamada
Limpiar todos los filtros

Aquaphor Pomada Reparadora

La solución ideal para la piel muy seca, irritada o herida, o para la piel que se ha sometido hace poco a un tratamiento dermatológico superficial.

Consejos

Evite rascarse en la herida.
Si la herida se infecta, debe consultar al médico, que quizás le recete una crema con antibióticos.
Si la herida se infecta, debe consultar al médico, que quizás le recete una crema con antibióticos.
Acuda al médico si aparece algún signo de infección como enrojecimiento, supuración de líquido de color verdoso/amarillento o duele más.
El apósito debe mantener húmeda la herida, y la piel de alrededor debe quedar seca.
La herida se debe cubrir con un apósito estéril y se debe hacer presión para detener el sangrado.
La herida se debe lavar con agua corriente o bien con agua hervida y enfriada posteriormente.
Debe acudir al médico si la herida fue por un animal o si hace falta coserla.

DermatoCLEAN

Limpiadores faciales suaves pero efectivos que ayudan a la piel a respirar.

Consejos

La limpieza diaria – por la mañana y por la noche – es fundamental para que los hábitos de cuidado de la piel resulten efectivos.
Es importante realizar la limpieza de la piel cada mañana. Las glándulas sebáceas producen grasa por la noche, una limpieza completa es el primer paso de sus hábitos matinales de limpieza.
La limpieza completa es el primer paso para una piel sana.
La piel bien limpia es más capaz de absorber los ingredientes activos presentes en los productos de cuidado de la piel.

Hyal-Urea

Para piel facial seca con arrugas

Consejos

Una dieta sana y beber mucha agua permiten mantener la producción de colágeno.
Duerma un número de horas suficiente para permitir la regeneración de la piel.
Hidrátese la piel con regularidad para prevenir la sequedad y para mantener su proceso de regeneración.
La protección solar debe aplicarse todos los días, ya que el sol provoca la mayoría de las lesiones en la piel que se traducen en la aparición de arrugas.
Llevar gafas de sol también protege del sol la piel delicada que rodea los ojos.