Eucerin pH5 Piel Sensible Activa las defensas naturales de la piel

Una piel sana es la primera y mejor defensa del cuerpo frente a las influencias externas. Forma una barrera protectora que mantiene la humedad y protege frente una posible irritación. Pero la piel puede sensibilizarse con facilidad y, cuando la función de barrera dérmica se ve comprometida, es propensa a desecarse e irritarse. Un ingrediente clave de muchos productos de Eucerin pH5 Skin-Protection es el dexpantenol, un ingrediente activo con capacidad demostrada para estimular la regeneración de la piel y el fortalecimiento de la barrera dérmica de protección. Todos los productos ayudan a restaurar y conservar el pH óptimo para una piel sana y estabilizar la película hidrolipídica que protege la capa externa de la piel. Potencian las defensas naturales de la piel, facilitando su protección frente al estrés ambiental. Los productos de la gama Eucerin pH5 Skin-Protection han demostrado que son ideales para la piel sensible y, si se usan con regularidad, dejan un aspecto y una sensación de piel blanda y suave.

Limpiar todos los filtros

Consejos

Tras un peeling químico, un peeeling con láser o, si se presenta fotosensibilidad inducida por medicamentos, use un factor de protección solar muy elevado (FPS 50+).
Evite la exposición fuerte al sol, ya que ni siquiera los productos de protección solar con factor (FPS) elevado ofrecen una protección total.
Evite el sol intenso del mediodía, que suele ser de 11 de la mañana a 6 de la tarde en la zona Mediterráneo, aunque es más reducida en otras zonas y depende del lugar donde se encuentre.
No exponga a los bebés ni a los niños pequeños a la luz solar directa. ¡Evite las quemaduras solares a toda costa! Mantenga a los niños bien cubiertos, con sombrero para protegerlos del sol, camiseta y gafas de sol.
Para los niños pequeños, use siempre cremas con factor de protección solar elevado.
La exposición excesiva al sol es un amenaza grave para la salud. Aplique con generosidad los productos de protección solar antes de la exposición al sol.
Vuelva a aplicar con frecuencia el protector solar, para mantener un nivel adecuado de protección, en especial después de sudar, de bañarse o de usar la toalla.