Niños jugando en la arena

¿Qué es la luz solar y cómo afecta a la piel?

El sol es la fuente de toda energía y, con ello aporta numerosos beneficios, desde sustentar la vida fotosintética hasta contribuir a la producción de vitamina D en humanos. No obstante, igual que en la mayoría de los procesos biológicos, existe un equilibrio; aunque la exposición al sol es buena, hay un límite y demasiada exposición puede ser nociva, especialmente para la piel.

¿Qué es la luz solar?

La luz solar consiste en un espectro de rayos de longitud de onda variable. La luz visible tiene una longitud de onda de 400 a 700 nm mientras que la luz ultravioleta (UV) invisible tiene una longitud de onda más corta (280 a 400 nm) y la luz infrarroja invisible tiene una longitud de onda más larga (700 nm a 1 mm). Las longitudes de onda más largas de la luz visible y la luz infrarroja son capaces de penetrar profundamente en la piel, aunque es menos probable que causen daño.

La luz UV de longitud de onda corta, que interactúa con las células cutáneas, genera radicales libres muy reactivos.

Estos radicales libres (moléculas de oxígeno) excesivos causan lesiones celulares. Cuanto mayor sea el daño que causen, tanto mayor será la posibilidad de presentar arrugas, enfermedades crónicas y otras enfermedades incluyendo el cáncer de piel.

La agresión oxidativa está causada por el desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad del organismo para neutralizarlos con antioxidantes. Dado que la luz UV tiene una longitud de onda corta, sólo puede penetrar a través del estrato córneo, la epidermis y la dermis (las capas superiores) pero no de la hipodermis (la capa inferior), aunque es capaz de causar un conjunto de complicaciones en el seno de estos tejidos. 
Lea más acerca de la estructura de la piel.

La luz UV se presenta en tres formas: Ultravioleta A (UVA), ultravioleta B (UVB) y ultravioleta C (UVC):

  • Aunque la UVB proporciona la energía que la piel necesita para elaborar vitamina D, es también responsable del eritema solar y del daño directo del ADN.
  • La UVA también contribuye al daño cutáneo, especialmente al envejecimiento prematuro. 
  • La UVC es bloqueada por la atmósfera terrestre y, en consecuencia, no llega hasta la piel.
Ilustración de luz UV
Penetración del espectro electromagnético solar dentro de la piel.
Mujer protegiendo sus ojos del sol.
Se recomienda la protección solar: Los rayos UVA y UVB pueden dañar la piel.

La cantidad de luz UV que entra en contacto con la piel depende de varios factores, como el momento del día, la estación, la altitud y la localización geográfica. Durante periodos de radiación UV intensa, por ejemplo, al mediodía o en un día cálido de verano, es recomendable vestir ropas protectoras y aplicarse un filtro solar en el momento de salir al exterior.

Ilustración de factores que influyen sobre la exposición a UV

Modo en que la luz solar afecta a la piel

La luz solar, especialmente los rayos UVA y UVB, puede causar eritema solar, envejecimiento cutáneo prematuro, daño ocular, debilitamiento del sistema inmunitario, reacciones fotoalérgicas y fototóxicas e incluso cáncer de piel. Los médicos y los dermatólogos advierten incansablemente sobre la gran correlación existente entre la frecuencia del cáncer de piel y el grado de daño del ADN, recordándonos que más del 90% de los cánceres de piel son consecuencia de la exposición al sol. Es en general conocido que el mejor tratamiento es la prevención por medio de la protección solar. 
Lea más acerca de protección frente a la exposición solar.

Ilustración gráfica de protección solar y reparación del ADN

La mayor parte del impacto de la luz solar sobre la piel se debe a los rayos UVB y UVA. En la tabla siguiente se detallan las propiedades y los efectos de estos dos tipos de luz UV sobre la piel.

Propiedades de los rayos UV

Propiedades de los rayos UVA

Propiedades de los rayos UVB

Los rayos UVA están presentes constantemente en el curso del día.

Activan el pigmento melanina, ya presente en las células cutáneas superiores, produciendo un bronceado a corto plazo.

Los rayos UVA pueden pasar, prácticamente sin dificultades, a través de las capas de nubes y niebla.

Los rayos UVA pueden incluso atravesar vidrios y ventanas.

Dado que los rayos UVA penetran profundamente en la capa cutánea inferior (dermis), desempeñan un papel importante en la lesión solar a largo plazo, más que en el daño agudo


Efectos indirectos en el ADN mediados a través de la formación de radicales libres
  • Mutaciones genéticas (Melanoma).

Fotosensibilidad inducida por fármacos.

Los rayos UVB fluctúan en el curso del día y son más potentes al mediodía.

Estimulan la producción de nueva melanina, responsable de los bronceados más prolongados, y estimulan las células para producir una epidermis más gruesa.

Pueden quemar y dañar la piel, especialmente durante temporadas estivales y en altitudes elevadas.

Aunque penetran a menor profundidad, generan radicales libres en todos los niveles de la epidermis.

Afectan al ADN más que los UVA y son la causa principal del daño del ADN.

Los rayos UVB pueden llegar tan lejos como afectar a las capas celulares más profundas de la epidermis y son la causa principal de lesión solar aguda

  • Eritema solar.
  • Lesión directa del ADN y cáncer de piel (cáncer cutáneo distinto del melanoma).
  • Daño ocular y retiniano.

Fotosensibilidad inducida por fármacos

Protegiendo la piel frente a los rayos UVA y los rayos UVB

Tanto los rayos UVA como los rayos UVB producen efectos nocivos sobre la piel, aunque la intensidad de los rayos UVA es más bien constante en el curso del día mientras que la intensidad de los rayos UVB fluctúa. El sistema de rango del factor de protección solar (FPS) para los filtros solares se basa en el nivel de protección UVB que el producto ofrece. No obstante, los productos que contienen el símbolo de protección UVA tienen que proporcionar un nivel mínimo de protección UVA. La relación entre protección UVA/protección UVB debe ser 1:3.

Por tanto, es importante hallar la intensidad de la luz UV en su zona cada día y aplicar un nivel apropiado de protección UV.

La Asociación Europea de Comerciantes de Cosméticos (antiguamente, Colipa) ha establecido también patrones de protección UV para filtros solares. El Patrón Internacional, ISO 24444-2010, es un método fiable para examinar la eficacia UV de productos con filtro solar, y está en consonancia con la Comisión de la UE.

Fototipos cutáneos y factor de protección solar

Es preciso seleccionar la protección solar óptima a causa de la sensibilidad cutánea individual al sol (pigmentación cutánea) y la intensidad de la radiación. 
El factor de protección solar (FPS) multiplicado por la protección natural de la piel en minutos indica el tiempo máximo de exposición al sol  sin riesgo de daños cutáneos inducidos por los rayos UV.

Infográfica de intensidad solar

La piel infantil es más delgada y muy sensible al sol. Para los niños un factor de protección solar elevado es esencial para evitar todo daño en la piel inducido por los rayos UV.
Lea más acerca de la piel infantil y el sol.

Si está inseguro/a de cuál es el factor de protección solar que se adapta a su tipo o estado de piel, trate de efectuar el test cutáneo para descubrirlo o pregunte a su dermatólogo.

Ilustración de cuánta protección solar necesita el cuerpo
Ilustración de la frecuencia de aplicación del filtro solar

Efectos positivos del sol

Es bien sabido que la luz solar puede elevar el estado de ánimo, aunque el proceso exacto que subyace a este fenómeno no se conoce plenamente. Lo que sí se ha investigado a fondo es el hecho de que la falta de exposición a la luz solar puede dar lugar a un déficit de vitamina D y al Trastorno Afectivo Estacional (TAE), que están posiblemente relacionados.

Elevación del estado de ánimo (prevención del Trastorno Afectivo Estacional (TAE))
En estudios se ha demostrado que la tasa de producción de serotonina en el cerebro es influida directamente por la cantidad de luz solar a la que está expuesto el cuerpo en un día determinado. Los niveles de serotonina son mayores en los días luminosos que en los nublados. La serotonina es un potente producto químico cerebral que controla el estado de ánimo y se asocia a sensaciones de felicidad.

Análogamente, las personas con exposición a la luz solar reducida, habitualmente en los meses de invierno en el hemisferio septentrional, experimentan síntomas de depresión, dificultad para concentrarse, baja energía o fatiga y sueño excesivo. En conjunto, estos síntomas se clasifican como Trastorno Afectivo Estacional o TAE. Aunque no se conoce la causa exacta del TAE, es sabido que se debe a una falta de exposición a la luz solar. Se ha planteado la teoría de que podría deberse a una disminución de producción de vitamina D, aunque esta hipótesis no ha sido confirmada.
Familia paseando por la playa
La obtención de niveles adecuados de exposición a UVB es necesaria para numerosos procesos vitales dentro del organismo.
Mujer en postura pensativa
La serotonina, producida en el cerebro, es influída directamente por la cantidad de luz solar a la que es expuesto el cuerpo en un día determinado.

Vitamina D 
La vitamina D es necesaria para numerosos procesos vitales en nuestro organismo y mantiene, entre otros objetivos, nuestros huesos sanos al tiempo que reduce el riesgo de depresión.

Aprenda más acerca de esta importante sustancia, vitamina D.

Efectos negativos del sol sobre la piel

Existen varias complicaciones adversas que pueden estar causadas por la sobreexposición al sol.  A continuación os presentamos una descripción breve de las complicaciones más corrientes, desde el eritema solar hasta el cáncer de piel.

Eritema solar

El eritema solar es la forma más corriente de lesión solar y está causado principalmente por los rayos UVB. Se caracteriza por enrojecimiento, dolor y formación de ampollas en la piel. Estos síntomas pueden no aparecer de inmediato sinó hasta cinco horas después. El eritema solar puede prevenirse aplicando un filtro solar a diario y minimizando la exposición al sol cuando los rayos UV tienen una potencia máxima (entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde). El tratamiento del eritema solar se centra en enfriar la piel, para aliviar el dolor y la inflamación, mediante la aplicación de un paño de frío en la zona afectada y el uso de productos "after sun" que enfrían y calman la piel. 
Aprenda más acerca de los productos Eucerin After Sun.

El eritema solar se caracteriza por piel roja, dolorida y ampollosa.

En casos graves de eritema solar debe consultar de inmediato con un médico. También debe visitar a un médico si presenta eritema solar y se siente desmayado/a, deshidratado/a o está afectado/a de ampollas graves, o si le ha aparecido un eritema solar a un niño pequeño o bebé.

Alergias solares

La Fotodermatosis Polimorfa (EPL) es la forma más corriente de alergia solar y se diagnostica en alrededor del 90% de todos los pacientes con este proceso. Su prevalencia en Europa occidental y EE.UU. es del 20% aproximadamente. La alergia solar es desencadenada por la agresión oxidativa causada por radicales libres inducidos por rayos UVA y, en menor medida, por rayos UVB.

El acné estival (acné de Mallorca) aparece cuando la radiación UV se combina con ciertos componentes en cosméticos tópicos o filtros solares, como emulgentes, causando irritación e inflamación del folículo sebáceo. El acné estival afecta aproximadamente al 1-2% de la población, siendo las personas más afectadas mujeres jóvenes o de mediana edad (25 a 40 años). Sus síntomas son muy similares a los de la EPL, y a menudo es difícil establecer una distinción entre ambos procesos.
Síntomas de la EPL
Los síntomas de la EPL son recurrentes y aparecen al cabo de uno o dos días de la exposición a los rayos UV.
Síntomas del acné de Mallorca
El acné de Mallorca está causado por una combinación de exposición al sol y ciertos cosméticos.

Fotosensibilidad inducida por fármacos

Pueden aparecer reacciones fototóxicas y fotoalérgicas  cuando un medicamento, que habitualmente no causa sensibilidad, experimenta una fotoactivación en el momento de interactuar con la luz UV a medida que penetra en la piel, causando manifestaciones cutáneas.

Las reacciones de fotosensibilidad pueden estar causadas por medicaciones orales (sistémicas) y medicaciones y cosméticos aplicados por vía tópica. 

Ciertos medicamentos antiinflamatorios, o "antidolor", como el ibuprofeno, pueden causar también fotosensibilidad. Entre los demás medicamentos fotoactivos utilizados corrientemente destacan antibióticos, fármacos antiinflamatorios no esteroideos, diuréticos, estatinas, retinoides y antifúngicos. En consecuencia, es importante tener en cuenta estos hechos en el momento de elegir un hidratante, loción o filtro solar.
Aprenda más acerca de fotosensibilidad inducida por fármacos.

Mujer tomándose la pildora
Las reacciones fotoalérgicas pueden aparecer cuando un medicamento interactúa con los rayos solares.

Si no está seguro/a de si la medicación que está tomando puede causar fotosensibilidad, o desea una información general acerca de qué medicamentos pueden causar fotosensibilidad, rogamos entre en contacto con un farmacéutico o dermatólogo.

Envejecimiento prematuro de la piel
La mayor parte del envejecimiento prematuro está causado por la exposición al sol. Entre las respuestas destacan pecas, manchas seniles (tambien conocidas como "manchas hepáticas"), venas en forma de araña (telangiectasias) en la cara, piel áspera, arrugas finas que desaparecen cuando son estiradas, tez llena de manchas, piel laxa y queratosis actínica. Todos estos síntomas pueden ser atribuidos a la exposición solar.

Cara de mujer anciana.
El envejecimiento prematuro puede deberse a la exposición solar y aparecer en forma de finas líneas.

Cáncer de piel
Lo más probable es que el cáncer de piel aparezca en la piel más expuesta al sol, de manera que la piel facial conlleva este riesgo. Dado que la queratosis actínica es una lesión precancerosa, algunas queratosis pueden evolucionar hacia el cáncer.

Las queratosis actínicas consisten en marcas cutáneas escamosas y secas causadas por el daño producido por años de exposición solar. Son de color rosa, rojo  o pardo y su amplitud oscila entre 0,5 y 3 cm. Lo más corriente es observarlas en la cara (especialmente en los labios, la nariz y la frente), el cuello, los antebrazos y los dorsos de las manos; en hombres, en los bordes de las orejas y cueros cabelludos calvos mientras que en mujeres, en las extremidades inferiores por debajo de las rodillas.

El aspecto de los cánceres cutáneos de células basales es de bulto pequeño, de crecimiento lento, brillante, rosa o rojo. Si no se trata, tiende a formar costra, sangra o se convierte en una úlcera. Aparecen más frecuentemente en la cara, el cuero cabelludo, las orejas, las manos, los hombros y la espalda. Los cánceres cutáneos de células escamosas suelen presentarse como bultos rosas. Pueden presentar piel dura o escamosa en la superficie y se localizan más frecuentemente en la cara, el cuello, los labios, las orejas, las manos, los hombros, los brazos y las piernas. Pueden sangrar fácilmente y ulcerarse.

El melanoma es el tipo de cáncer cutáneo más grave. El primer signo es a menudo la aparición de un lunar nuevo o el cambio en el aspecto de un lunar existente. Es más probable que los melanomas presenten una forma irregular, tengan más de una sola coloración y su tamaño sea superior a 6 mm. Aunque pueden hallarse en cualquier lugar del cuerpo, las localizaciones más corrientes son la espalda, las piernas, los brazos y la cara.
Mujer contemplando una lesión en su hombro izquierdo.
El cáncer de piel se debe al daño causado durante años por la exposición solar. Se recomienda una protección cutánea apropiada.
Dermatólogo comprobando la piel.
Son necesarias comprobaciones dermatológicas regulares: cualquier cambio en la piel debe comunicarse de inmediato al médico.

Si tiene cualquier preocupación acerca de cualquier síntoma de lesión solar, recomendamos una consulta con su médico o dermatólogo.