Mujer aplicándose Eucerin Antitranspirante Roll-on 48h

Sudoración: ¿Qué es y cómo afecta a las personas?

La sudoración, conocida también como transpiración, es un proceso completamente natural; se trata de una respuesta fisiológica muy importante a temperaturas altas o actividades físicas. En los seres humanos, la pérdida de calor por evaporación a partir del sudor ecrino es crucial para la termorregulación durante el ejercicio y/o la exposición a condiciones ambientales cálidas, especialmente cuando la temperatura ambiente es superior a la temperatura cutánea. La sudoración también puede ser desencadenada por el estrés emocional.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

¿Qué es la sudoración?

Cuando se produce sudor suele significar que el cuerpo está realizando su tarea de mantenerse refrescado. En la mayoría de los casos, una persona suda como respuesta a temperaturas elevadas, ejercicios o ciertas situaciones emocionales. A medida que el sudor se evapora de la piel absorbe energía calórica del cuerpo y, de este modo, lo enfría.

La humedad aparecerá predominantemente en las axilas, las manos o la cara. Puede ser desagradable cuando los signos de sudoración empiezan a manifestarse. Especialmente en las axilas, la sudoración puede generar manchas en la ropa, y las bacterias que metabolizan el sudor pueden provocar un olor desagradable.

La cantidad de sudor que produce el cuerpo varía considerablemente de una persona a otra. En promedio, tiende a variar entre 0,1l y 1l al día.
Cuando la sudoración es excesiva (transpiración profusa en ausencia de cualquier motivo evidente), el proceso recibe el nombre de hiperhidrosis.

Mujer con una toalla alrededor del cuello
El sudor representa un modo natural de regular el calor corporal.
CAUSAS Y DESENCADENANTES

CAUSAS Y DESENCADENANTES PRINCIPALES DE LA SUDORACIÓN

Nuestra piel contiene diversos tipos de glándulas, algunas de las cuales producen sudor. Cuando estas glándulas sudoríparas reciben señales del cerebro, liberan el producto de la transpiración a través de nuestros poros.

Tan pronto como el cerebro detecta que la temperatura corporal ha ascendido por encima de 37°C/98,6°F transmitirá señales a las glándulas sudoríparas para que produzcan y liberen un líquido. Este líquido, llamado sudor, enfría la superficie de la piel por evaporación. Cuando tenemos calor, realizamos actividades o estamos nerviosos o estresados, las glánduals sudoríparas son estimuladas para producir más sudor.

Únicamente en sus axilas cualquier persona tiene entre 25.000 y 50.000 glándulas sudoríparas. 

En realidad esto representa únicamente un pequeño porcentaje de la cantidad total de glándulas sudoríparas (aproximadamente un total de 1,6 a 4 millones de glándulas sudoríparas en todo nuestro cuerpo). Estas glándulas alcanzan su densidad máxima en las axilas, en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Dado que lo más probable es que el sudor quede "atrapado" debajo los brazos, debido también a la ropa, de donde no puede escapar, es en este lugar donde tiende a ser más perceptible. El sudor reciente no huele por sí mismo porque es inodoro. Puede dar lugar a manchas y, en consecuencia, la sudoración se hace visible a los demás. Únicamente cuando las bacterias empiezan a nutrirse de las proteínas y los lípidos (contenidos en el sudor) aparecerá un olor corporal desagradable e indeseado.

Primer plano de una cara sudando
Las glándulas ecrinas producen una gran cantidad de "sudor húmedo".
Mujer vistiendo una blusa lila con manchas de sudor en las axilas
Elija ropas claras o muy oscuras para disimular los signos de sudoración.

Dos tipos de sudor

En el cuerpo hay dos tipos de glándulas sudoríparas: ecrinas y apocrinas.

Las glándulas ecrinas se localizan en todo el cuerpo y controlan la temperatura. El sudor ecrino suele ser inodoro e incoloro. Contiene el 99% en agua y, además, varias sales y aminoácidos. 

Las glándulas apocrinas se concentran exclusivamente en ciertas zonas, como las axilas, la zona genital o el cuero cabelludo (zonas con folículos pilosos) y pueden ser activadas por el estrés.

Las glándulas apocrinas, que se activan durante la pubertad, producen un sudor rico en proteínas y lípidos. La cantidad de sudor apocrino es muy inferior a la cantidad de sudor ecrino. Sin embargo, su composición atrae a las bacterias responsables de la formación de un olor corporal desagradable. Además, el sudor apocrino desempeña un papel en la formación de manchas en la ropa.
Ilustración de glándulas sudoríparas.
Las glándulas sudoríparas liberan el producto de la transpiración a través de los poros.

En consecuencia, hay dos tipos diferentes de sudor:

  • Durante la sudoración térmica, inducida por temperaturas elevadas o actividad física, sólo las glánduals sudoríparas ecrinas están activas.
  • Durante situaciones de agitación emocional están activos ambos tipos de glándulas, ecrinas y apocrinas: las glándulas ecrinas producen una gran cantidad de "sudor húmedo". Por su parte, las glándulas apocrinas producen una pequeña cantidad de sudor rico en lípidos y proteínas y, por tanto, son responsables de la formación de olor corporal desagradable cuando las bacterias metabolizan su contenido.

FACTORES CONTRIBUYENTES

Sudoración: NO ES SÓLO UNA PREDISPOSICIÓN

Los factores genéticos y las predisposiciones son los responsables principales de la cantidad de sudor. Determinan, por ejemplo, la cantidad de glándulas sudoríparas presentes en nuestros cuerpos y dónde están localizadas.

No obstante, hay otros factores que pueden desempeñar un papel en la producción de sudor. 

  • Actividad física
  • Clima
  • Estrés o nerviosismo
  • Cambios hormonales, como en la pubertad, el embarazo o la menopausia
  • Algunas enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, deterioro de la función de la glándula tiroides)

Otros factores, como medicamentos, alcohol, nicotina y café, así como especias o comidas muy calientes, pueden influir también sobre la cantidad de sudor.

Mujer con aspecto agitado
El estrés o el nerviosismo puede desencadenar la producción de sudor.
SOLUCIONES

AFRONTANDO LA SUDORACIÓN

Aunque no hay "cura" para la sudoración, que es una función corporal completamente natural, es posible reducir el sudor de las axilas y sus efectos desagradables, como el olor corporal.

En términos cosméticos se dispone de dos modos para afrontar el sudor en las axilas:

  1. Desodorantes
  2. Antitranspirantes
Mujer aplicándose Eucerin Antitranspirante Roll-on 48h
Eucerin Antitranspirante Roll-on 48h contribuye a prevenir el olor corporal y su desarrollo.

Cómo actúan los desodorantes

Los desodorantes pueden evitar eficazmente el olor corporal y su desarrollo. Para lograrlo se utilizan diversos principios activos y combinaciones de componentes:

Los desodorantes contienen sustancias que, o bien absorben las bacterias productoras de olor (acción llamada bacteriostasis) o retrasan su reproducción: los antisépticos reducen la cantidad de bacterias y generan un pH ácido sobre la superficie de la piel para retrasar el crecimiento de las bacterias. Por medio de estas sustancias eficaces, los desodorantes disminuyen la formación de olor corporal.

No obstante, los desodorantes carecen de un efecto significativo sobre la cantidad de sudor producido. Numerosos desodorantes contienen, además, perfumes para enmascarar los olores desagradables. Aparte de otros irritantes, como el alcohol, los agentes conservantes o los colorantes, los perfumes son una de las causas por la que algunas personas pueden ser alérgicas a los desodorantes.

Mujer tocándose la axila
En caso de tener piel sensible debe utilizar un desodorante adecuado para su tipo de piel.

En estudios clínicos se ha demostrado que todos los desodorantes Eucerin son especialmente delicados con la piel, incluso en casos de intolerancia a los desodorantes, eccema o dermatitis atópica, y proporcionan 24 horas de protección frente al olor.

Cómo actúan los antitranspirantes

Todos los antitranspirantes contienen sales de aluminio, como el clorhidrato de aluminio (AHC) o el cloruro de aluminio (AC). Estas sustancias actúan sobre las glándulas sudoríparas ecrinas y apocrinas ocluyendo de un modo parcial y reversible el conducto de la glándula y reduciendo de este modo la cantidad de sudor producida. Debido a la disminución de la formación de sudor se produce menos humedad y perceptiblemene menos olor. El cloruro de aluminio actúa más efivazmente: Dado que los complejos de AC son de menor tamaño y tienen un pH más bajo que los complejos de AHC, pueden penetrar incluso más profundamente en los conductos sudoríparos manteniéndolos ocluidos durante más tiempo. 

Si los antitranspirantes, incluso muy eficaces, no le protegen lo suficiente de la sudoración, puede estar sufriendo perfectamente de hiperhidrosis.

Si presenta piel sensible o dañada previamente, alergias o eccema, o si sufre de sudoración excesiva o intensa, es especialmente importante que utilice un desodorante o antitranspirante adecuado para su tipo de piel.

Los desodorantes contienen sustancias que, o bien absorben las bacterias productoras de olor (acción llamada bacteriostasis) o retrasan su reproducción.
Mujer depilándose la axila
La depilación puede causar irritaciones cutáneas.

Es importante que encuentre un desodorante o antitranspirante que se adecúe a sus necesidades y tipo de piel.