Mujer aplicándose crema sobre la pierna.

Síntomas, causas y soluciones

La mayor parte de gente ha experimentado xerosis, o piel seca, en algún momento de su vida. Cuando se hace severa, puede afectar a la gente, tanto física como emocionalmente. Comprender las diversas causas y las soluciones pertinentes le ayuda a adaptar sus hábitos a las necesidades de su piel, mejorar su eficiencia y controlar los síntomas de la xerosis.

¿Qué es la xerosis?

La xerosis es la denominación médica de la piel seca. Viene del griego: "xero" significa "seco" y "osis" significa "enfermedad" o "trastorno médico". La xerosis tiene su causa en la falta de hidratación en la piel, que puede ser el resultado del envejecimiento (xerosis senil) o estar provocada por enfermedades subyacentes como la diabetes. El resultado es una piel seca o muy seca, y rígida, que puede progresar hasta volverse extremadamente rugosa y descamada, con presentación de grandes láminas y con picor.

Si no está muy segura de su enfermedad, consulte al dermatólogo en la consulta. 

La capacidad de la piel para regular la cantidad de agua que se presenta en sus capas superiores depende de tres factores distintos:

  • La eficiencia de las moléculas higroscópicas de las capas epidérmicas de la piel. En la piel normal, moléculas como la urea, el lactato, el PCA (ácido carboxílico de pirrolidona), las sales y los aminoácidos atraen y retienen el agua.
  • La efectividad de los lípidos de barrera de la propia piel (por ejemplo, la ceramida) que realiza la función vital de reducir la pérdida de agua por evaporación.
Más información sobre la piel seca en general.

En la piel normal, este delicado sistema funciona bien y se adapta a las necesidades de hidratación de la piel , manteniendo la concentración adecuada de agua en un entorno cambiante. Sin embargo, varios factores internos (endógenos) y externos (exógenos) pueden alterar este sistema y provocar la deshidratación de la piel. 

Primer plano de piel seca
La piel seca no puede regular su contenido de humedad con tanta efectividad como la piel normal.
Primer plano de piel seca
Factores internos y externos pueden perturbar la hidratación de la piel.

Xerosis - Signos y síntomas

La xerosis es un problema común que presentan millones de personas, bien de manera crónica (repetidamente) o bien de manera aguda (solo una vez). Al igual que son muchos los factores que favorecen la hidratación de la piel, la falta de agua en la piel puede presentarse de diversas maneras. La piel seca mostrará normalmente algunos de estos síntomas, mientras que la piel muy seca por lo común tiene todos estos síntomas con distinta gravedad:

 

  • La rigidez está causada por el aumento el número de células muertas de la piel,  dejando una capa sobre la superficie de la piel que provoca su desecación y la sensación de rigidez.
  • La rugosidad también está causada por la deshidratación. Esta deshidratación aumenta la tasa de muerte de las células de la piel, dejando una capa más gruesa de células muertas en la superficie de la piel que hace que se sienta rugosa.
  • La piel escamosa se produce cuando se desprenden grandes escamas de la epidermis y a veces se ve como polvo fino.
  • El picor es otro resultado de la deshidratación y es una reacción impulsiva a la incomodidad que causa la piel rígida, que no cumple sus funciones. Las ganas de rascarse aumentan según la gravedad de la deshidratación.
     
La piel seca puede presentarse en cualquier zona del cuerpo, aunque algunas zonas se ven más afectadas que otras.

 

Mujer rascándose el escote
El picor puede ser uno de los síntomas de piel seca y rígida.
Una frente femenina con aspecto enrojecido y escamoso
La piel seca, rugosa y rígida también se puede presentar en la cara.

Los problemas de la piel como la dermatitis atópica, la queratosis pilaris (piel de gallina). la ictiosis y la psoriasis se presentan predominantemente en zonas localizadas de la piel con xerosis. Más información acerca la psoriasis, la dermatitis atópica o en el cuerpo o acerca de la piel atópica del niño en la cara o en el cuerpo.

Solicite siempre asesoramiento profesional para establecer un diagnóstico personal si presenta algunos de estos síntomas.

Causas de la xerosis

Se ha visto que dos deficiencias clave de la piel contribuyen a la xerosis:

Una deficiencia en los lípidos de la barrera dérmica
Las células de la capa córnea están unidas mediante lípidos epidérmicos. Estos lípidos son esenciales para una piel sana: crean su barrera protectora y retienen los elementos hidratantes. Cuando faltan los lípidos, la piel puede volverse seca y puede sentirse rígida y rugosa.

Una deficiencia en factores naturales de hidratación (NMF)
La piel contiene muchos otros factores naturales de hidratación (FHN) además de la urea. Son el lactato, el PCA, las sales y los azúcares. Al igual que la urea, estos NMF atraen la humedad y la retienen en el estrato córneo o capa superior de la piel, previniendo su deshidratación, descamación y deterioro. 

Ilustración de factores hidratantes naturales evaporándose a través de la piel
Cuando la piel carece de lípidos naturales o de factores naturales de hidratación puede volverse seca y deteriorarse.
Ilustración del número limitado de acuaporinas.
Menor nivel de hidratación debido al número limitado de acuaporinas.

Factores que contribuyen a la piel seca

Varios factores externos pueden iniciar los cambios fisiológicos (mencionados anteriormente) que pueden desembocar en xerosis:

El entorno externo de la piel: la humedad, la limpieza inadecuada y radiación solar.

  • La piel seca aparece con mayor frecuencia cuando la humedad ambiental es baja, como ocurre en invierno y a veces durante los veranos cálidos.
  • Una higiene inadecuada (lavado demasiado frecuente de la piel con productos que eliminan sus lípidos naturales) puede deteriorar la barrera natural de la piel.
  • La luz solar puede causar desecación de la piel ya que la luz UV incrementa la tasa de evaporación del agua de la piel. A largo plazo, esto puede causar que la piel envejezca prematuramente, lo que afecta a su capacidad para mantener la hidratación adecuada.

Las condiciones internas de la piel: edad, deshidratación, dieta, medicación y enfermedad.

  • Diversos estudios clínicos han demostrado que los niveles de lípidos del estrato córneo se reducen con el envejecimiento. Esto puede dar lugar a deshidratación inducida por la edad.
  • Cuando el cuerpo sufre deshidratación, la piel tiene mayor riesgo de deshidratarse.
  • La dieta es importante ya que una piel sana necesita nutrientes vitales.
  • Ciertos medicamentos, en particular los diuréticos, hacen que el cuerpo se deshidrate, lo que a su vez puede desembocar en xerosis.
  • Los problemas médicos de la piel como la dermatitis atópica, la queratosis pilaris, la ictiosis y la psoriasis tienen como síntoma común la piel seca.
  • La diabetes también puede causar piel seca.
Mujer vistiendo ropas de invierno.
Factores ambientales como el frío pueden influir sobre los cambios fisiológicos.
Manos jabonosas.
Lavarse con demasiada frecuencia puede deteriorar la barrera natural de la piel.
Mujer tomándose la píldora.
La medicación podría deshidratar el cuerpo.

¿Qué podemos hacer en presencia de xerosis?

Históricamente, el tratamiento de la xerosis ha sido sintomático principalmente.  El objetivo es conseguir el alivio a corto plazo de los síntomas, mediante la aplicación tópica de lípidos, principalmente aceites vegetales, humectantes y NMF como la urea. A medida que se conocen mejor las causas y los factores desencadenantes de la xerosis, los médicos han descubierto que un enfoque más holístico y duradero para el tratamiento de la xerosis, consigue mejores resultados. Esta estrategia comienza por evitar o reducir al mínimo las causas y los factores que contribuyen a la xerosis, y se centra en mantener unos cuidados habituales para la piel facial y del cuerpo que conllevan limpieza e hidratación. 

Limpiando la piel seca

Una limpieza de la piel suave pero efectiva es un primer paso esencial antes de aplicar cualquier emoliente e hidratante de formulación especial para el cuidado de la piel seca. Elija un producto suave de limpieza de inocuidad probada ante la función de barrera dérmica. Con esto se evitará que la piel se deseque y apoyará la eficacia de los posteriores tratamientos hidratantes de la piel.

Mujer aplicándose un limpiador en la cara con una gasa de algodón.
Utilice agentes limpiadores suaves para proteger la piel seca.

Mejorando la hidratación cutánea

Hay muchos factores distintos que causan la hidratación de la piel e influyen en ella. Cada uno de estos factores se debe abordar para realizar un tratamiento efectivo de la xerosis.

La urea a menudo está en cantidades deficientes en la piel seca y, por lo tanto, es un ingrediente común en los hidratantes. Las causas adicionales de la xerosis son la falta de otros NMF y de lípidos de la barrera dérmica. Suministrar estas moléculas vitales por vía tópica puede restaurar la capacidad de la piel para regular la hidratación. 
Está clínicamente probado que los hidratantes que contienen toda una panoplia de NMF (incluida urea) así como también ceramida, proporcionan una hidratación superior de la piel y más duradera que las fórmulas que solo contienen urea. Este descubrimiento representa un avance en el tratamiento de la xerosis. 
Las fórmulas que contienen NMF y ceramida también han demostrado su capacidad para mejorar significativamente la hidratación de la piel, la función de barrera dérmica, la sequedad visible y la rugosidad al tacto, si se compara con la efectividad de otras fórmulas. La tolerabilidad dérmica también es muy buena. 

Los productos para el cuidado de la piel formulados a base de combinaciones probadas de agentes hidratantes efectivos abordarán las deficiencias clave que llevan a la xerosis y proporcionarán opciones terapéuticas avanzadas para el tratamiento de este problema de la piel. Esta fórmula probada se usa en la gama UreaRepair PLUS  para la piel seca.  
Si cambian los síntomas, o si usted no está segura del tratamiento que se adapta mejor a su piel, consulte al dermatólogo.

Mujer con sujetador tocándose el brazo derecho.
La urea capta el agua para integrarlo en la piel y es el ingrediente clave de los hidratantes efectivos en la piel seca.
Manos femeninas tocando las piernas.
Los productos de Eucerin UreaRepair PLUS ofrecen unos cuidados efectivos para la piel seca y extremadamente seca.
Ilustración de pérdida y distribución de humedad en la piel

Si los síntomas cambian o si no estas seguro que las pautas de tratamiento sean las mejores, por favor busca el consejo de un dermatólogo.

Evitando los factores contribuyentes

Además de una buena rutina de limpieza e hidratación, es importante evitar los factores que contribuyen a la piel seca. Las precauciones siguientes ayudarán a reducir el impacto de la piel seca y la necesidad de tratamiento:

  • Evite el aire seco permaneciendo menos tiempo en el exterior cuando el clima sea cálido, árido o frio, y usando humidificadores en interiores cuando esté puesta la calefacción.
  • Reduzca el tiempo bajo el agua caliente optando por las duchas rápidas con agua templada, en lugar de duchas o baños prolongados en agua caliente. 
  • Utilice guantes para lavar los platos, con el fin de evitar el contacto directo con el agua caliente y los detergentes fuertes. 
  • Utilice ropa de fibras naturales como el algodón y la seda, que no irritan la piel. La lana es una fibra natural, pero puede causar irritación en la piel extremadamente seca o atópica y las personas que tengan estos problemas la deben evitar. 
  • Utilice detergentes para lavar la ropa que estén libres de tintes y de perfumes. Estos compuestos pueden permanecer en las ropas después del lavado, y provocar irritación de la piel.

 

 

Mujer sujetando un vaso de agua.
Beber una cantidad adecuada de agua.